Mie22082018

Back Salud Salud Salud Como encontrar a mí mismo...

Como encontrar a mí mismo...

  • PDF

Una de las más grandes incógnitas de la personalidad humana es la pelea entre lo que quiero ser, lo que soy y lo que pienso que soy. Ésta puede llegar a extremos peligrosos, sobre todo en la adolescencia cuando se evidencia la búsqueda de una identidad que represente y sea fiel al ser. Pero se complica cuando buscamos nuestra identidad sexual.

En una sociedad como la nuestra donde el blanco es blanco y el negro es negro, no existe variedad. Tampoco la hay en una educación sexual socialmente correcta y se nos ha inculcado que cada género tiene diferentes roles que se deben mantener y quien se atreva a hablar de un negro blanqueado o un blanco negreado, mejor que calle pues no es como las cosas son.

Es así como se afecta el desarrollo de nuestra personalidad. Ésta se encuentra moldeada de tal manera que se ajusta al ser y la hace propia. Pero a veces simplemente por la ignorancia y el desconocimiento de nosotros mismos comenzamos a “moldearnos” de acuerdo a las reglas de la sociedad y siendo frenados por estereotipos de una sociedad gay.

Esta ignorancia influye en el sentir orgullo o confusión de lo que somos, volviendo a la incógnita de “Quién soy”. Inclusive he escuchado personas decir “He oído a tanta gente que a veces ya no sé qué es lo correcto o lo incorrecto “. Diariamente nos alimentamos de comentarios como: “Es que parece loca”, “Te lo juro que si no me dices que eres gay, ni siquiera lo noto”. Entre otras tantas las banalidades de este mundo.

A través de mi propia experiencia puedo decirte que esto me ayudó a encontrarme:

1 No importa en qué sociedad vivas, vive de acuerdo a lo que a ti te parezca bueno para tu persona.

2 No hagas algo para quedar bien con otros si va en contra de tu propia esencia. Ni tus padres, ni tu novio, ni amigos conocen tu historia para criticar quien eres.

3 El físico puede hacer mucho, más tu interior es lo que realmente deja marca en este mundo.

Si todavía estás detrás de las camisas de papá en el closet, hace tiempo dejaste tu nota que dice “Soy gay y que” dentro de él, o simplemente acabas de salir del clóset, recuerda que tu esencia es la que debe permanecer antes que tu preferencia sexual.

Si decides tomar tu preferencia sexual como: una opción que no afecta tu forma de ser; un estilo de vida que hace cambiar tu entorno; o simplemente guardarlo para ti. Recuerda siempre estas palabras............ “LA DECISION ES TUYA”. Los cambios son difíciles y ameritan sacrificios. Pero tranquilo, porque también son parte de crecer como un ser íntegro con identidad sexual definida. No existe la llave secreta para encontrar tú yo interior, ni para lograr tu plenitud como persona, pero nunca olvides que no estás solo y principalmente, no eres el primero que pasa por esto.