Lun24092018

Back Blog Columnistas Aus Dem Himmel Día 1: Pareja (no solo hay que soñarla, hay que formarla) - Parte I
20 Mar 2012

Día 1: Pareja (no solo hay que soñarla, hay que formarla) - Parte I

Durante los años he visto a mucha gente que se conoce, tienen intimidad y deciden iniciar una relación basada en el sexo. Luego de cierto tiempo se dejan y en algunas ocasiones quedan como enemigos y cuando se vuelven a ver ni se hablan. He conversado también con mucha gente y toma esto como “algo normal”, o “algo propio del ambiente”. Pero me pregunto qué tan cierto es eso. Una constante ha sido que cuando conozco nuevas personas del ambiente, la gran mayoría me cuentan que esperan enamorarse alguna vez de alguien que les corresponda, que los quiera mucho, que quiera estabilizar una relación y que les sea fiel. Sin embargo, a pesar de que eso esperan (o sueñan) no es precisamente lo que dan. Es cierto que como Marguerite Yourcenar dice “cada uno se decide, vive y muere conforme sus propias leyes” pero a veces me resulta un tanto perturbador y hasta incongruente que haya muchos que renieguen de sus relaciones y que por otro lado quieran una pareja que les de aquello que no están dispuestos a dar.

Tocar este tema no es con el ánimo de señalar o de emitir juicios de valor, por supuesto que no, pero si es necesario analizarlo porque lo insostenible de esa dualidad de pensamiento hace que muchos se encuentren solos y vivan su existencia sin la delicia de un verdadero amor. Hace unos días recuerdo que un amigo publicó en su muro de Facebook una pregunta: “se puede amar a más de una persona a la vez?”. Los comentarios llegaron por montones, desde los que estaban totalmente en contra hasta los que esgrimían la posibilidad de ser multiamorosos. Yo tengo mi particular punto de vista al respecto, creo que es imposible dirigir la atención a muchas personas a la vez y que si eso se hace, jamás termina por cuajarse algo sólido. Claro que respeto otras posiciones aunque no esté de acuerdo con ellas. Justamente la variedad de formas de pensar es lo que nos enriquece. Volviendo al tema central, hay muchas personas (dentro de las que me incluí por muchos años) que pasan mucho tiempo imaginando a la persona ideal, y cuando a veces llega después de cierto tiempo todo se acaba. He llegado a la conclusión de que no es necesario solo soñar con alguien fabuloso, sino que hay que ir formándolo. Ahora bien, ¿cómo puedo formar a alguien que ni siquiera conozco? Sencillo, siendo quien querés que sean con vos mismo. Si querés tener amigos, primero tenés que comportarte como un amigo para que los otros te vean y traten así. Si querés ser una persona amada, primero tenés que amar en serio. En este punto probablemente muchos respondan que “no vale la pena” o que “para qué si no agradecen” o peor aún, “ya me han herido mucho como para volver a amar”. La verdad es que todas son excusas, cuando se quiere amar no se espera nada a cambio (ni siquiera el amor correspondido) y cuando el amor se da sin condiciones y es constante, regularmente hay respuesta, es como el efecto de la sonrisa o el bostezo: cuando le regalás a alguien una sonrisa, generalmente te la devuelven. O cuando te ven bostezar, generalmente a otros les asalta la gana de hacerlo. Cuando das amor verdadero, generalmente eso recibís en cambio. Claro, no podemos esperar que todo venga de la noche a la mañana, o en uno o dos días. El secreto de cualquier relación sólida es la constancia y el tiempo. Si querés que la pareja soñada se convierta en realidad, convertite vos primero en la realidad del sueño de otros y te sorprenderás de las maravillas y plenitud que podés llegar a experimentar . Enjoy the life!!!!

Ultima modificacion el Domingo, 25 de Marzo de 2012
Mas en esta categoria: Día 0: Presentación »

4 comentarios

  • Enlace comentario yerup 14 Abril 2012 Publicado por yerup

    muy de acuerdo con jorge solo, como poder amar de verdad a alguien si ni siquiera somos capaces de amarnos a nosotros mismos, sin embargo creo en nuestra comunidad la promiscuidad esta muy arraigada y eso tambien es obstaculo para poder amar de verdad. Aus, me gustan tus palabras, cuando deseas amar, es porque tienes amor en tu corazon y si amas de verdad, no importa si no eres correspondido. saludos.

  • Enlace comentario yerup 14 Abril 2012 Publicado por yerup

    muy de acuerdo con jorge solo, como poder amar de verdad a alguien si ni siquiera somos capaces de amarnos a nosotros mismos, sin embargo creo en nuestra comunidad la promiscuidad esta muy arraigada y eso tambien es obstaculo para poder amar de verdad. Aus, me gustan tus palabras, cuando deseas amar, es porque tienes amor en tu corazon y si amas de verdad, no importa si no eres correspondido. saludos.

  • Enlace comentario Maeo 11 Abril 2012 Publicado por Maeo

    Tiene mucho sentido lo que comentas acerca de dar forma a esa pareja "ideal". Pero que pasa cuando tu estas dispuesto a dar todo y la otra persona no... desde que punto o cual es el indicador de que esa persona que talves en el presente no es nuestra persona ideal, puede llegarse a convertir en ese compañero de vida? creo que tambien aun cuando el medio no sea algo que pueda definir el tipo de relaciones sentimentales que desarrollamos, si en algún punto se convierte en algo que influye en la profundidad de los sentimientos que se pueden desarrollar hacia otras personas...

  • Enlace comentario Jorge Solo 23 Marzo 2012 Publicado por Jorge Solo

    Lo mismo que sucede afuera, en la sociedad, sucede adentro, en nuestros corazones... hay caos, dolor y sufrimiento y así no es posible amarse a sí mismo, menos pensar que es posible amar a los demás. Buscar un amor en estas circunstancias es tratar de encontrar a alguien que nos cuide, nos respete y nos haga sentir bien... pero eso no llegará porque los demás están en la misma situación. Si pudiéramos sanar nuestras heridas... y tuviéramos la posibilidad de amarnos a nosotros mismos el amor surgiría desde adentro e invadiría a todo el mundo

Dejar comentario

Por favor ingresar información el los campos marcado como requeridos (*)
Gracias.