Mie21022018

Back Actualidad Noticias Opinión Consecuencias psicologicas de la homofobia

Consecuencias psicologicas de la homofobia


Desde que una persona nace, se le va dando el mensaje, directa o indirectamente, de que ser homosexual es malo, se les enseña a rechazar al homosexual, y si la persona es homosexual o bisexual es el rechazado. Desde la infancia una persona LGBT aprende a rechazarse a sí misma y a otros homosexuales. Les dicen que ellos son los culpables y que se irán al infierno si no cambian, y cuando dicen que no pueden cambiar, entonces les afirman que es porque ellos no quieren o que tienen un demonio.

Este mensaje les llega de todos los medios (familia, amigos, escuela, televisión, religiosos, etc.), esto se va grabando en todos los rincones de sus cerebros, hasta el subconsciente. Todo este rechazo u hostilidad de la sociedad, provoca en los niños, adolescentes y adultos LGBT, que emocionalmente se sientan inferiores, deprimidos, con bajo autoestima, culpables y temerosos, a tal punto de desear suicidarse. Esta situación provoca inestabilidad en su comportamiento, causando retraimiento, hiperactividad e ira, afecta el rendimiento académico y laboral, la concentración y la memoria. Afecta sus relaciones de parejas y amistades, aumenta el riesgo de adiciones y conductas autodestructivas.

Estos sentimientos y comportamiento de los LGBT, son las consecuencias del mal que la sociedad les ha hecho, pero aun así, irónicamente los religiosos y algunos "psicólogos", utilizan esto contra ellos, diciéndoles, que si se sienten mal consigo mismo, deprimidos y temerosos, esto demuestra que la homosexualidad es mala, que son los demonios atormentándolos, o que es el Espíritu Santo tratando de convencerlos de que están pecando.

A diferencia de las personas judías o de color, que cuando alguien los maltrataban o humillaban, ellos podían llegar a sus casas y recibir consuelo de sus padres, los LGBT no pueden, al contrario, los mismos padres son una amenaza y tienen que protegerse de ellos, literalmente están solos en el mundo. Los traumas de la adolescencia y la niñez los persiguen por toda la vida, aunque no hayan sido directamente atacados, ellos ven como atacan a otros que si "parecen gay", los insultan, golpean o asesinan, y para el colmo lo mandan al infierno.

El subconsciente es tan fuerte, que aun las personas LGBT, que conscientemente saben que merecen ser felices, amar y tener los mismos derechos que los heterosexuales, en cualquier momento de problemas (enfermedad, infidelidad de la pareja, a nivel financiero, etc.) les llegan esos pensamientos que desde la infancia grabaron en su mente ("me quedare solo", "todas las cosas malas que me pasan es porque soy un endemoniado maricón" o "me iré al infierno", etc.), los religiosos se aprovechan de esto, para decirles que ellos tenían la razón, y así se completa el enfermizo círculo vicioso de la homofobia. ¡¿HASTA CUÁNDO SEGUIRÁ ESTO?!