Belice decidirá en mayo sobre la despenalización de la homosexualidad


El Tribunal Supremo de nuestro vecino país deberá decidir sobre la eliminación de la homosexualidad de su Código Penal a instancias de UNIBAM (United Belize Advocacy Movement), asociación que interpuso una cuestión de inconstitucionalidad en septiembre de 2010. La fecha para la audiencia ha sido fijada en mayo de 2013.

El Código Penal de Belice, en su artículo 53, establece que “cualquier persona que mantenga relaciones carnales contra natura con persona o animal, o intente cometer acceso carnal con persona o animal, ya sea en público o privado, será sancionado con una pena de prisión de 10 años” así como que “toda persona que cometa un acto de indecencia grave con una persona del mismo sexo o intente cometer un acto de grave indecencia con una persona del mismo sexo en público o en privado, será castigado con pena de prisión de 7 años”. Por otra parte, el artículo 23 la Ley de Inmigración de 1958 precisa que se impedirá la entrada en el país a “cualquier prostituta u homosexual o cualquier otra persona que esté o haya estado viviendo o recibiendo beneficios de la prostitución o el comportamiento homosexual”.

En septiembre de 2010, la UNIBAM, como asociación, y su presidente Caleb Orosco, a título personal, interpusieron un recurso de inconstitucionalidad de los artículos anteriormente citados, por contravenir, en su opinión, la Constitución de Belice, que reconoce el derecho a la dignidad humana, a no ser objeto de injerencias arbitrarias en la privacidad y a igual protección ante la ley sin discriminación. El pasado día 9 de diciembre, la jueza del Supremo de Belice Michelle Arana dictaminó en su análisis preliminar que la UNIBAM no podía impugnar la constitucionalidad de la ley al no tratarse de una persona física, pero sí que permitió que continuara el proceso a instancias de Caleb Orosco, a cuyo nombre también se había interpuesto el recurso en su día. Sin embargo, Arana sí que ha permitido que participe en el proceso como parte interesada el Consejo de las Iglesias de Belice, que se opone de manera beligerante al recurso de inconstitucionalidad.

Caleb Orosco se muestra esperanzado en que prospere el recurso, sabe que le respaldan la Comisión Internacional de Juristas, la Asociación de la Abogacía de la Commonwealth o la organización Human Dignity Trust, así como que cuenta con el apoyo de la todavía secretaria de estado de los Estados Unidos, Hillary Clinton. Esto último ha sido utilizado por los contrarios a la modificación de la ley como una injerencia foránea. En boca del portavoz de las iglesias, el pastor Scott Stirm, “están tratando de plantear este asunto como una cuestión de derechos humanos (…) Hay una agenda internacional y global que está promoviendo la homosexualidad y el aborto. UNIBAM recibe el apoyo de los Estados Unidos en nombre de los derechos humanos, pero no vamos a permitir que legalicen su estilo de vida para que tengan libre acceso en las escuelas y enseñen a nuestros hijos su estilo de vida.”

Caleb Orosco, por su parte, ha comunicado su intención de comenzar una campaña educativa sobre los derechos de las personas LGTB por todo Belice.