La oficina regional de ONUSIDA para América Latina deplora la trágica muerte del activista gay hondureño Erick Alexander Martínez Ávila


Ciudad de Panamá - La oficina regional de ONUSIDA para América Latina expresa su repudio frente a la trágica muerte del activista gay y defensor de los derechos humanos Erick Alexander Martínez Ávila, ocurrida en la ciudad capital de Honduras, Tegucigalpa.

Erick era un destacado y reconocido activista que contribuía con diversos colectivos y, entre otras acciones, trabajaba en la reivindicación de los derechos de las personas lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales (LGTBI). Era miembro de la Asociación Kukulcan, organización de la sociedad civil parte de ASICAL (Asociación para la Salud Integral y la Ciudadanía de América Latina y el Caribe) reconocida por su trabajo en la defensa de los derechos humanos de las personas de la diversidad sexual y en la prevención del VIH.

ONUSIDA insta al Estado de Honduras a investigar hechos de esta naturaleza, sancionar a los responsables y a adoptar de forma inmediata y urgente todas las medidas necesarias para la protección de los derechos humanos de las personas LGTBI.

"Siento una profunda tristeza por la pérdida de Erick, un aliado en su trabajo incansable para promover la prevención del VIH y los derechos humanos de todos y todas", declaró César Núñez, Director Regional de ONUSIDA para América Latina.

ONUSIDA expresa además su profunda preocupación por las frecuentes denuncias que recibe desde organizaciones de derechos humanos sobre casos de muertes, desapariciones y violaciones a los derechos humanos dirigidas contra las personas LGTBI en Honduras así como en otros países de América Latina.

ONUSIDA recuerda a todos los países de Latinoamérica que se han comprometido a proteger y garantizar los derechos de todos los individuos y reitera que es urgente poner un alto a los actos de violencia contra las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersexuales.